Etiquetas

27 dic. 2012

VAMOS... a visitar los patios cordobeses


No se puede estar en Córdoba y no visitar los patios cordobeses, sobretodo este año que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El momento ideal para visitarlos y cuando suelen estar abiertos es durante la primavera. Es entonces cuando todos los árboles y flores se muestran en su máximo esplendor y cuando se puede apreciar mejor la belleza. Por eso es tradición celebrar el concurso de patios durante el mes de mayo, porque es cuando estos pueden ofrecer un paisaje más florido y alegre. De todas maneras existen otras fechas a lo largo del año en las que los patios abren sus puertas.

En estas fechas, al ser Navidad, lo hemos tenido un poco complicado porque los días festivos estaban cerrados, pero lo hemos conseguido. Los patios que tenían sus puertas abiertas al público lo indicaban colocando dos macetas de setos en la entrada. Un consejo: ¡Llevad calzado cómodo! Muchas de las calles están empedradas con piedras de varios tamaños que no son aptas para tacones, chancletas o sandalias.

En total, estos días, han abierto nueve patios y nosotros hemos visitado cinco. ¡No está mal! Hubiésemos visitado más, pero como el horario de apertura era de 18h a 21h en seguida se nos hizo de noche. Desde mi punto de vista creo que deberían abrirlos un poco antes, así se pueden disfrutar también a la luz del día.

Como es época navideña los patios estaban llenos de poinsettias o flores de Navidad, también hemos visto varios belenes y en algunos casos por el hilo musical sonaban villancicos. De todas formas lo más normal    es que suenen ritmos flamencos o rocieros.

Aquí os dejo una selección de las fotos que he hecho para que veáis por qué la UNESCO se ha interesado por ellos. De todas maneras, si estáis o tenéis pensado ir a Córdoba no dejéis de visitarlos en persona.

C/Frailes, 6


 


 





C/San Juan de Palomares, 11


 

  

 



C/Juan Tocino, 3


 




C/ Pastora, 2






 





C/ Pozanco, 6


 


 



 C/Escañuela, 3


 



Texto y fotografías: Vanesa Hereu

No hay comentarios:

Publicar un comentario