Etiquetas

20 dic. 2012

VAMOS... al Glamis Castle


Cuando decidimos ir de viaje a Escocia me compré una guía para saber qué era lo que no nos podíamos perder. En el momento en que vi el Glamis Castle tuve claro que esta sería una visita obligada. Este es el típico castillo que todas nos imaginábamos de pequeñas cuando nos leían cuentos de princesas hecho realidad. Así que, aunque solo fuera por contentar a mi niña interior, teníamos que ir sí o sí.





Pero no solo por ser el típico castillo de cuento de hadas es famoso el Glamis Castle. Este es uno de los castillos más encantados del Reino Unido. Hay muchísimas leyendas que giran en torno a este castillo, algunas de las cuales te las cuentan en la visita guiada. Por ejemplo se dice que la capilla está habitada por la Grey Lady, el fantasma de Lady Janet Douglas, quien murió en la hoguera acusada de brujería por supuestamente intentar envenenar al rey.
Cuando entras en el que fue el dormitorio de la reina, debes ir con cuidado con una silla de piedra que está junto a la puerta, pues en ella podría estar sentado tan tranquilo el fantasma de un esclavo negro que murió a causa de los malos tratos que recibió.




Sin embargo, lo más escalofriante y lo que de verdad me preocupó fue la historia de la habitación secreta. En una de las habitaciones del castillo, usada como estudio o sala de armas, te hacen contar las ventanas y te piden que cuando salgas al jardín las cuentes desde fuera porque entonces te saldrá una ventana más. ¡Y así es! Yo conté las ventanas desde el jardín y había una de más. Lo que esconde esta habitación secreta es un misterio sujeto a la imaginación y las leyendas que circulan. La más original, por así decirlo, y la que cuentan en las visitas es la que dice que en ella Earl Beardie, uno de los Lords que habitaron el castillo, se reunió con el diablo para jugar a las cartas y perdió su alma. Después de esto es normal que cuando el Lord falleció su fantasma se quedara en el castillo rondando por esta sala y sus alrededores, seguramente para ser el primero en enterarse si el diablo volvía a aparecer.




Podríamos estar contando historias del castillo una semana entera, pero lo mejor es que si decidís ir de viaje a Escocia dediquéis una tarde a visitarlo y lo conozcáis todo en persona. Así, a modo de consejos o cosas que debéis saber os digo:

  • Para llegar al castillo, si no tenéis coche, hay que coger un autobús que sale de Dundee y te deja justo en la puerta. A Dundee podéis llegar fácilmente en tren. 
  • NO se pueden hacer fotografías en el interior. Sin embargo en la tienda de regalos se pueden comprar postales de las distintas habitaciones. 
  • La reina Elisabeth y su familia todavía utilizan el castillo como casa de verano, así que NO se puede visitar todo el castillo. Solo se puede acceder a la parte no habitada por la realeza actual. 
  • Aunque no tengáis la necesidad de ir, haced una visita a los baños. Incluso los que son para los turistas son elegantes y con un toque real. 
  • Dedicad un rato a disfrutar de los jardines, son inmensos y se merecen un buen paseo. 



Texto y fotografías: Vanesa Hereu


No hay comentarios:

Publicar un comentario