Etiquetas

22 mar. 2013

VAMOS... a una clase de yoga


Siguiendo mi propio consejo ayer estuve en la sesión de Iniciación al Yoga y técnicas de relajación que ofrecía el centro Happy Yoga de la calle Laforja dentro de las actividades programadas para la Shop & Fun Week. Debo reconocer que fue una experiencia fascinante. Nunca antes había practicado esta disciplina y fue un éxito rotundo. Salí de la clase relajada, en paz conmigo misma y con una sonrisa de oreja a oreja. Lista para llegar a casa, tomar una taza de caldo calentito e ir a dormir.

Al ser una clase de iniciación hicimos solo asanas (posturas) sencillas y un ejercicio de imaginación y relajación que nos transportó hasta nuestra paz interior. Una práctica muy básica pero eficaz. Además, antes de empezar nos hicieron una breve introducción de los orígenes del yoga, el significado del nombre, unión, y los distintos tipos de yoga que con el tiempo han ido apareciendo. 

De todas la variantes existentes de esta disciplina, en Happy Yoga ofrecen sesiones de:

  • Kundalini Yoga: un yoga dinámico que combina los ejercicios con técnicas respiratorias para estimular el flujo de la energía kundalini en nuestro sistema físico-mental. Utiliza la vibración de los mantras como herramienta antigua y poderosa para actuar sobre el inconsciente. Cada serie de yoga kundalini está dirigida a una zona o parte concreta del cuerpo; y con la combinación de todas las series se consigue un efecto equilibrador y saludable en cuerpo y mente. 
  • Hatha Yoga: es la unión del sol y la luna, que en el ser humano representan simbólicamente la fuerza vital y la fuerza mental. Las prácticas del Hatha Yoga tienen como objetivo principal despertar la energía espiritual a través de la unión y el equilibrio de estas dos fuerzas, la vital y la mental. 
  • Chi Kung: conjunto de técnicas habitualmente relacionadas con la medicina china tradicional que comprenden la mente, la respiración y el ejercicio físico. El chi kung se practica, generalmente, con objetivos orientados al mantenimiento de la salud.

Dicho esto, os recomiendo a todos hacer yoga por lo menos una vez en la vida. Es una experiencia muy positiva y que seguro que os dejará con ganas de repetir y un poco más felices.


Texto: Vanesa Hereu

No hay comentarios:

Publicar un comentario