Etiquetas

25 feb. 2013

VAMOS... a cenar a "La Sangiovesa"



Llevando por bandera la filosofía de descubrir nuevos restaurantes, el sábado fuimos a cenar con unas amigas a La Sangiovesa , un restaurante italiano. En general, el estilo de la decoración, el tipo de platos, etc. me recordaron bastante a la cadena de restaurantes La Tagliatella; pero, por otro lado, tiene algunos detalles que lo diferencian de otros restaurantes italianos.





Lo primero que me llamó la atención es la cantidad de fotografías que hay colgadas en las paredes. Todas son antiguas y representan situaciones y paisajes muy italianos. La luz, tirando a tenue, crea una sensación de intimidad que se refuerza con la división del espacio en pequeños comedores. El nuestro se podría decir que era el comedor del tiempo, ya que tenía un par de relieves dedicados a los maestros relojeros y una vitrina llena de relojes de bolsillo.




Por lo que se refiere a la comida, todo buenísimo y con raciones tirando a grandes. Nosotras, entre cuatro, nos partimos una ensalada y dos pizzas. En las fotos quizás no se aprecia, pero las pizzas tienen buen tamaño eso sí, la masa es finita. Y de postre... ¡chocolate! Pero no un pastel de chocolate cualquiera, sino un trozo de Semifredo Rocher, hecho con mousse de bombones Rocher. En conjunto, una cena deliciosa y con buena compañía.







¡Ah! También hay que destacar que a parte de las aceitunas de aperitivo que ponen en casi todos los italianos, en la La Sangiovesa sirven un chupito de helado de piña y cava para entretener el estómago mientras esperas la cena. Todo un detalle. 



C/Muntaner, 239
(Barcelona)
T. 93.362.05.34

Texto y fotografía: Vanesa Hereu

No hay comentarios:

Publicar un comentario