Etiquetas

30 nov. 2012

VAMOS... a pasear por Fleet Street, Londres


La última vez que fui a Londres quemé los zapatos de tanto andar por las calles de la ciudad. Cada día hacía una ruta distinta, algunas planeadas y otras improvisadas. Dentro de las excursiones programadas quise incluir una calle recomendada por la guía Lo mejor de Londres, editada en 2005 por Lonely Planet: Fleet Street. Esta calle me llamó la atención por tres motivos: fue la sede de la prensa británica durante los años 80, es la calle donde supuestamente vivió el legendario barbero diabólico Sweeney Tood y en ella se conservan muchos edificios singulares y cargados de historia.

Altar de los periodistas. Fuente: www.stbrides.com

Nos situamos en la esquina de Fleet Street con New Bridge Street y empezamos a avanzar por la acera. Uno de los primeros edificios que nos encontraremos es la iglesia St. Brides, también conocida como la iglesia de los periodistas (Spiritual home of the media). En su interior, en el rincón nordeste está el llamado "Altar de los periodistas", un conjunto de placas conmemorativas en las que están escritos los nombres de todos los periodistas que han muerto mientras hacían su trabajo. 


Una vez terminada la visita a la iglesia, cruzamos al otro lado y unos pasos más adelante nos encontraremos una callejuela, Wine Office Court, que conduce al Ye Olde Cheshire Cheese. Este pub, famoso porque en su interior apenas llega la luz del día, data de 1538 pero la estructura actual no es la original. Tal y como indica el cartel, fue reconstruido en 1667 después de quedar socarrado por las llamas del Gran Incendio de 1666. 


Ye Old Cock Tavern

Otros pubs interesantes que podemos encontrar en esta calle son The Tipperary (66, Fleet St.), el pub irlandés más antiguo de Londres, que mantiene su estructura original del s.XIII porque la piedra frenó las llamas del incendio; y Ye Old Cock Tavern (22, Fleet St.). Una de las curiosidades de este pub es que en sus orígenes estaba al otro lado de la calle, pero en 1887 lo trasladaron para poder construir los juzgados en su ubicación anterior. Desafortunadamente la fachada que vemos hoy no es la original ya que, en 1990, un incendio causó tantos desperfectos que tuvieron que restaurarla. 



Entre estos dos pubs, pero en la acera opuesta, está el Dr, Johnson's Court. En esta callejuela se conserva la que fue la casa de Samuel Johnson, una de las figuras literarias más importantes de Inglaterra. Si las paredes hablaran, estas nos podrían contar como el Dr. Johnson recopiló toda la información que contiene su Diccionario de la lengua inglesa (Dictionary of English Language). 

Detalle de la iglesia St. Dunstan-in-the-West

Prince Henry's Room
Si volvemos a Fleet Street y seguimos avanzando, pasaremos por delante de la iglesia anglicana St. Dunstan-in-the-West o la Prince Henry's Room, una de las pocas casas que sobrevivió al Gran Incendio de 1666. Según indica la guía de Lonely Planet, al lado de este edificio hay un pasaje que conduce a la iglesia del Temple. Un dato que no puedo confirmar ya que no crucé la calle para comprobarlo. 




Ya hacia el final de la calle tendremos que hacer dos paradas importantes. La primera es en el Alle&Pie House (194, Fleet Street). Este pub se construyó en 1994 aprovechando el local que hasta 1975 había albergado el Bank of England. Además, cuenta la leyenda que este pub está situado entre la que fue la barbería de Sweeney Todd y la pastelería de su amada, Mrs. Lovett. La segunda parada, y marcando el final del recorrido, es para admirar la estatua del grifo. La escultura está situada en medio de la calle porque nos indica la ubicación del Temple Bar. Durante la edad media, la ciudad de Londres construyó varios muros a su alrededor para controlar el comercio y a los comerciantes que entraban y salían. Éste, el Temple Bar, era el más conocido porque era el que regulaba el comercio entre Londres, el principal centro comercial de Inglaterra, y Westminster, el centro político. Hoy la escultura simplemente sirve para indicar que pasamos del barrio City of London al barrio de Westminster. También es el punto en el que Fleet Street se convierte en Strand Street.

Texto y fotografías:  Vanesa Hereu

5 comentarios:

  1. Bellisimas fotos que envidia ,no te das una idea de como me gustaris viajar a Londres me encanto tu post saludos

    ResponderEliminar
  2. Puedo afirmar que si cruzas la calle y entrando por un callejón te encuentras con la iglesia del Temple, yo sí crucé la calle y entré en dicha iglesia. Vale la pena visitarla. en el suelo están las tumbas de los templario, en cada una está en relieve de marmol un templario.

    ResponderEliminar
  3. La estatua del GRIFO en medio de la calle, marca la entrada oficial a la City. La reina para entrar debe pedir las llaves al alcalde.

    ResponderEliminar
  4. Mi hija trabajó en Fleet Street cuando llegó a Londres, hace ya 24 años.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar